CARLA LANZA | 3º A

Esta obra fue escrita por Cristina Morató y pertenece a la editorial “DEBOLS!LLO”. Consta de varias partes contando las vivencias y un poco la vida de diferentes damas que viajaron a Oriente, pero yo voy a hablar de una que realmente me interesa ya que me siento identificada con sus gustos y me parece una persona admirable.

 

Agatha Christie, una joven dama que viajó a Oriente para comenzar una nueva vida procedía de Inglaterra, allí las cosas eran muy distintas a como eran en Oriente. Las mujeres se dedicaban simplemente a conversar, a tomar té y a servir a sus maridos, a parte de que las hacían vestir con unos ropajes muy incómodos. Sin embargo en Oriente, tenía la posibilidad de ser libre, de realizar las actividades que llevaban a cabo los hombres y vestir como la apeteciese, ya que no había nadie que la juzgase.

 

Es una mujer muy independiente, no la gusta seguir los cánones que la obligan a dar imagen de simple dama muy refinada, que no tiene personalidad alguna. También es muy activa, la gusta hacer cosas muy variadas y aprender ya que es muy curiosa. Además en esa gran aventura que vivió, empleo mucho de su tiempo para otro de sus pasa tiempos, escribir novelas policíacas. Físicamente era una mujer alta y ancha, pelo corto y vestía (al menos en esta época) con anchos trapos.

 

En este fragmento del libro aparecen más personajes como sus padres, la educaron ellos en todos los sentidos, tuvo una educación como dicen ellos “hogareña” en la que la enseñaron a escribir y a resolver operaciones básicas, aprendió a leer con cuatro años por su cuenta ya que por aquel entonces ya era una niña muy curiosa. Aprendió a tocar varios instrumentos y a bailar. También aparecen sus hermanos aunque no les nombran mucho. Por último, cuentan como su primer amor fue muy precipitado y como salió mal su matrimonio.

 

Una de las ideas que más me fascina de su fragmento son los gustos de Agatha, su pasión por la criminología y el suspense y además también, se muestra una faceta suya a mi forma de ver muy interesante, siente una gran atracción por la arqueología y en su aventura por Oriente aprovecha todo lo que puede para interesarse por el tema. Ambas pasiones las comparto con ella.

 

Finalmente quiero decir que me esperaba mucho más de todo el libro en general, me ha parecido un libro con un muy buen tema pero no se ha elaborado de la mejor forma desde mi punto de vista. Hay demasiadas fechas y datos relevantes, y aunque por una parte sea entendible ya que esta basado en una historia real, considero que podrían haber suprimido algunas partes. Un gran punto a favor es que tiene imágenes reales de momentos importantes o simples retratos de las damas. Supongo que este libro no va dedicado especialmente a los adolescentes, así que no se lo recomiendo a aquellos que no les apasione mucho la historia o la lectura.

Anuncios