EDUARDO CAVADILLA | 3ºA

En plena revolución industrial, el Reino Unido necesita más que nunca el carbón, ya que la mayor parte de las máquinas de la época lo utilizan como combustible. De momento las hulleras están en pleno auge, sobre todo en Escocia, donde se denominan “las indias negras”. James Starr, es un ingeniero ya retirado en Edimburgo que un día recibe una misteriosa carta escrita por un tal Simón Ford, que es un viejo capataz con el que James Starr trabajó en las hulleras de Alberfoyle. En la carta le dijo que había descubierto algo muy interesante. James Starr va a Alberfoyle, y a partir de ese momento suceden un montón de sucesos extraños que ponen en peligro la vida de los que conocen cual es el descubrimiento.

Yo recomiendo este libro, porque me parece muy entretenido ya que la historia es muy movida, es decir que pasan mu has cosas durante el libro. También creo que es un libro que utiliza un lenguaje fácil de entender no como en otros libros de Julio Verme en los que se usa un lenguaje más avanzado.

Para mi punto de vista es difícil escribir una historia tan movida siendo verosímil, ya que la mayoría de los libros que tienen unas historias tan buenas con tantos hechos, suelen tener fantasía.

Para algunos el inconveniente de este libro es su grosor, ya que cuenta con más de doscientas páginas escritas, porque casi no tiene imágenes, la letra es normal, no es excesivamente grande y las hojas tampoco son pequeñas. En mi opinión, los que opinan esto generalmente no les gusta el libro porque si te gusta la historia, y dedicas el tiempo suficiente para leerlo doscientas páginas no son un problema.

Anuncios